...
logoGenera 01

Ausentismo Laboral: ¿Cómo lo enfrentan los liderazgos?

ausentismo laboral

Probablemente, el ausentismo laboral sea una de las preocupaciones más latentes y recurrentes entre las empresas. De acuerdo a los datos de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), durante el 2021 se entregaron más de 8 millones de licencias médicas, cifra record si se le compara a la situación pre pandemia. El Covid-19 ha dejado consecuencias transversales para la población, afectando enormemente las áreas de salud y bienestar laboral.

Es en este contexto que desarrollar medidas de prevención contra el ausentismo laboral puede ayudar a los líderes a detectar tempranamente este tipo de casos. En nuestro blogpost de hoy en Genera, abordaremos los problemas que el ausentismo desencadena en las organizaciones, indagaremos en sus causas, orígenes y plantearemos algunas medidas preventivas para evitar su proliferación al interior de los equipos.

¿Qué es el ausentismo laboral?

El ausentismo laboral se puede definir como aquella instancia en donde los colaboradores, ya sea por razones justificadas o injustificadas, toman la decisión de retirarse temporalmente de sus funciones de trabajo. Dentro del ausentismo laboral, podemos encontrar un amplio número de motivaciones, las que iremos desglosando y clasificando según su origen.

Situaciones externas, como decretos sanitarios, problemas médicos o riesgos para la seguridad social, pueden afectar en la asistencia y el funcionamiento normal de un equipo. Pero también, factores internos a la organización o motivos personales de cada colaborador, pueden ocasionar un ausentismo no deseado o inducido.

¿Por qué se genera el ausentismo laboral?

Como explicábamos anteriormente, las causas que provocan este fenómenos suelen ser variadas y multidimensionales. En el primer escenario, el contexto externo influye bastante, por lo que, inevitablemente, se darán casos de ausentismo laboral. La pandemia por Covid-19 nos enseñó que existen crisis que escapan a nuestras manos y contar con estrategias flexibles como el trabajo a distancia o una gestión de permisos organizada permite a las organizaciones contar con una mejor preparación.

En el segundo caso, el ausentismo laboral se concreta debido a factores internos a la empresa, como es el caso de problemas de relaciones interpersonales, sobrecarga laboral, fatiga horaria, remuneraciones mal equilibradas, falta de compromiso, entre otros. Como se puede advertir, la mayoría de estas situaciones tienen una relación directa con la gestión de liderazgos mal enfocados o poco presentes.

¿Cuáles son las consecuencias para el empleador?

Cuando se detectan este tipo de problemas al interior de un departamento o área de la empresa, las consecuencias afectan inmediatamente en el resto de los trabajadores. La ausencia intermitente o permanente de un miembro del equipo provoca que el equilibrio de trabajo desaparezca, manifestándose pequeños contratiempos que, con el paso del tiempo, desencadenan en grandes problemas.

El principal síntoma de una organización afectada por el ausentismo laboral es un exceso de trabajo sobre el resto de colaboradores. Esto desencadena en una recarga del sistema que debe ser compensada con más actividades y horas laborales. Por otro lado, el flujo normal de trabajo se rompe y las relaciones entre colaboradores y líderes se recienten, aumentando la sensación de abandono y desprotección.

Aquellos liderazgos que no atienden a tiempo este tipo de situaciones, pueden provocar nuevos ausentismos e incluso, la fuga de talentos.

¿Cómo evitar el ausentismo laboral?

Como se puede observar, descuidar este tipo de fenómenos al interior de las organizaciones genera graves problemas a futuro. Debido a esto, son los líderes quienes deben promover la generación de ambientes de trabajo saludables y fuertes. A continuación, puedes conocer algunas medidas de cuidado y prevención a implementar con el equipo:

  • Idear estrategias de prevención junto a instituciones partners como isapres o mutuales.
  • Promover actividades extra programáticas de esparcimiento y desarrollo personal.
  • Implementar programas de acompañamiento y asistencia psicológica.
  • Comprender que la existencia de periodos de estrés puntuales deben complementarse con ciclos laborales compensatorios.
  • Integrar beneficios salariales o flexibilidad de jornadas de trabajo que den a los colaboradores mayor libertad financiera y tiempo libre.
  • Finalmente, monitorear constantemente el estado emocional y físico de los colaboradores. Para ello, pueden ayudarse de herramientas digitales que automatizan, miden y gestionan el clima laboral.

 

Desarrollar un plan de preparación frente al ausentismo laboral dependerá de las condiciones y necesidades de cada organización. Más allá de un único y estructurado proceso, los líderes tienen la misión de advertir aquellos problemas de asistencia futuros, porque detrás de cada ausencia no deseada, existen motivos personales que, en la medida de ser factibles, pueden ser conversados a tiempo junto al colaborador o el equipo.

Este artículo ha sido elaborado en conjunto con Kresiendo. Si te interesó este contenido, puedes leer nuestras anteriores publicaciones sobre gestión de personas donde hablamos sobre desempeño y clima laboral. Síguenos en nuestras redes sociales a través de LinkedIn, Instagram y Facebook y mantente al día con la última información sobre Recursos Humanos.

 

Suscríbete

Boletín

Síguenos

Consulta

Más de Nuestro Blog

¿Deseas más Información?

Permítanos conocer sus requerimientos y así le podremos ofrecer la mejor solución para su empresa. Escríbanos o encuentre nuestros datos al final de esta página. Nos pondremos en contacto a la brevedad.